X

Ensilado

¿Para qué sirve una picadora?

En las explotaciones del tipo policultivo ganadero es necesario poder alimentar a los animales durante todo el año y mantener un nivel de producción satisfactorio. La principal fuente de alimentación proviene de las cosechas de hierba y/o de maíz. No obstante, estos cultivos no se desarrollan durante todo el año, motivo por el cual es indispensable acumular reservas en previsión del periodo invernal.

Además, la evolución de las técnicas de cosecha del forraje durante los años 70 supuso la aparición de nuevas variedades de maíz de alto valor energético que requerían una evolución de las técnicas de cosecha para aumentar la productividad. Así es como surgió la picadora. Esta máquina permitió automatizar el proceso de cosecha cortando la planta para obtener directamente un ensilado almacenable en mejores condiciones y más digerible para el animal, gracias a un perfeccionamiento de la longitud de corte y a un reventón del grano controlado.

El ensilado también puede utilizarse como materia prima para la generación de biogás. Esta técnica, bastante extendida en Europa y especialmente en Alemania, está en proceso de desarrollo en Francia.

 

 

¿De qué se compone una picadora?

Una picadora está equipada con una herramienta frontal adaptada al cultivo que se vaya a cosechar:

 

(A) – Cabezal rotativo para el ensilado de maíz: Compuesta de piezas de corte en movimiento y de elementos de guiado, permite alimentar la picadora con un flujo constante de materia cortada y acondicionada.

(B) – Pick-up para el ensilado de hierba: Esta herramienta contiene dientes para una recogida eficiente, y un tornillo sin fin que permite alimentar su picadora.

 

Además, una PICADORA se compone de varios subconjuntos, presentes en todas las marcas comercializadas:

(1) – Rodillo y cámara de alimentación: Permite comprimir y acondicionar el flujo de material entrante mediante un juego de rodillos superiores e inferiores. La velocidad de estos permite determinar la longitud de corte del ensilado a la salida.

(2) – Rotor y cámara de corte: El flujo de materia acondicionada por el bloque de alimentación es cortado por un rotor provisto de cuchillas y contracuchillas adaptadas.

(3) – Sistema de afilado: Dado que las cuchillas del rotor están expuestas a un uso muy intenso, este sistema permite volver a afilarlas regularmente pasando una piedra de afilado.

(4) – Alimentación de la cosecha: Una vez cortado, el flujo de materia se desplaza por un canal adaptado hasta el siguiente subconjunto.

(5) – Corn cracker: En el caso de la cosecha de maíz, este subconjunto permite reventar los granos mediante el efecto combinado de dos rodillos corn cracker que rotan en direcciones contrapuestas.

(6) – Lanzador: El flujo de materia es acelerado para ser evacuado de la máquina, función que desempeña este subconjunto, compuesto por un torno y un lanzador de palas.

(7) – Codo de descarga: El flujo de materia acelerada por el lanzador es guiado por el codo, por lo general hacia un remolque situado junto a la picadora en funcionamiento.

¿Cuáles son los principales actores en el sector de las picadoras?

Las principales marcas líderes de este sector son CLAAS, JOHN DEERE y NEW HOLLAND, que entre las tres poseen una cuota de mercado de aproximadamente el 90 % (en Francia). Con el tiempo, también han ido apareciendo otros actores, como KRONE o FENDT.

CLAAS

La marca se ha impuesto como líder del mercado de las picadoras automotrices desde 1973 con su concepto de picadora automotriz: la JAGUAR, revolucionaria para la época. A lo largo de los años, se han diseñado diversas series basadas en esta máquina, cada vez más eficientes, hasta convertirse actualmente en la punta de lanza de la marca CLAAS (habiendo alcanzado una producción de 40.000 unidades en 2019).

Las dos series comercializadas son la JAGUAR 800 y la JAGUAR 900, que se componen de los modelos siguientes (algunos de los cuales ya no están disponibles):

JOHN DEERE

Aunque es más conocida por sus tractores y sus cosechadoras-trilladoras, JOHN DEERE, ha llegado a hacerse hueco en el mundo de las picadoras automotrices. La marca, que lleva siendo la número 2 (después de CLAAS) desde hace años, tiene en Francia cerca del 25 % de su volumen de ventas.

La gama comenzó con la serie 5000 en 1972. Más tarde, esta primera serie fue sustituida por la serie 6000 en los años 90, antes de cederle el puesto a la serie 7000 en 2002 y, en 2015, a la serie 8000, cada una de las cuales fueron mejorándose con los años. La nueva serie 9000 ha sido lanzada en 2019.

NEW HOLLAND

En 1961, NEW HOLLAND revolucionó el mundo del ensilado ofreciendo el primer modelo de picadora automotriz, que inspiraría todas las demás marcas: el SP818. NEW HOLLAND supo innovar en 1977 integrando el primer detector de metal en una picadora. Casi 60 años más tarde, la marca sigue siendo uno de los 3 actores principales del mercado de las picadoras, con una cuota del mercado francés de aproximadamente el 20 %. La gama que ofrece comenzó con las series 1000 y 2000, posteriormente completadas con las series FX en 1991, FR en 2007 y, por último, FR Forage Cruiser más recientemente.

KRONE

Aunque es más conocida por sus empacadoras de balas cuadradas desde 1906, desde hace una década KRONE también es un actor de prestigio en el sector de las picadoras. En el 4.º puesto por detrás de CLAAS, JOHN DEERE y NEW HOLLAND, la marca ofrece la gama de picadoras automotrices BIG X desde el año 2000. Esta gama se ha ido ampliando con varios modelos cada vez más innovadores.

Y también existen otras marcas que ya no se comercializan, como HESSTON, MENGELE o CASE IH.